La Junta de Andalucía destina 233 millones a la rehabilitación de vivienda.

Andalucía ha recibido 373 millones de euros de los fondos europeos Next Generation para impulsar en los próximos años actuaciones en 33.000 hogares. Unas actuaciones que no solo mejorarán las condiciones de vida de los andaluces, sino que además generarán 24.000 empleos directos en el sector de la construcción y reducirán las emisiones de CO2 a la atmósfera en 100.000 toneladas al año.

Rehabilitación de edificios en barriadas

La primera línea de ayudas va dirigida a la rehabilitación de edificios en barriadas y cuenta con una partida de 60 millones de euros, con la que se estima que podrán atender a unas 3.900 familias. Este programa tiene como objetivo reducir el consumo de energía de los edificios, lo que va a repercutir en el bienestar de los ciudadanos, la bajada de la factura de la luz y la lucha contra el cambio climático. Además, en la propuesta se puede incorporar la regeneración de espacios públicos urbanos.

Uno de los requisitos de esta convocatoria es que, con las reformas, se alcance un ahorro energético del 30%. Si el ahorro supera el 60%, la subvención podría alcanzar el 80% del coste total de la obra, con un límite de 21.400 euros por vivienda. Para personas en situación de vulnerabilidad se podrá articular una ayuda adicional de hasta del cien por cien de la obra.

No se establecen requisitos de ingresos ni la necesidad de ser primera vivienda. Además, pueden concurrir todo tipo de ayuntamientos, con estrategias diversas, para lo que es importante que los consistorios tengan analizadas las necesidades del municipio a través de los Planes Municipales de Vivienda. Para la gestión de las áreas de rehabilitación se subvenciona, además de los proyectos, la implantación de una oficina de rehabilitación en el barrio para mantender informados a los vecinos.

Para optar a estas ayudas, los ayuntamientos deberán delimitar el área y redactar proyectos de rehabilitación energética de los edificios. Si los edificios son de titulares privados deben acordar con ellos la gestión del proyecto y establecer una estrategia para que la Consejería subvencione una oficina de rehabilitación. Las propuestas que sean viables para ejecutar antes de junio de 2026, con acuerdos previos y con un nivel óptimo de estudio y madurez, serán elevadas al Ministerio para la firma de los acuerdos de financiación.

Construcción de 3.000 nuevas viviendas en alquiler

La segunda línea de ayudas para los ayuntamientos va destinada a la construcción de nuevas viviendas en alquiler a precio asequible energéticamente eficientes en suelos de titularidad pública, con una previsión de 3.000 nuevos hogares. Este programa supone ofrecer suelo público de forma gratuita a la iniciativa privada para la construcción de vivienda en alquiler mediante la concesión demanial de los terrenos por entre 50 y 80 años.

La subvención puede alcanzar los 50.000 euros por vivienda, fijando en las propuestas los precios limitados de alquiler. No obstante, los concesionarios podrán ofrecer un canon o mejoras sobre los precios de las rentas.

Llamar 956535105